miércoles, 23 de julio de 2014

Monotributo: aumenta en 60% el aporte a las obras sociales

La cuota más baja -contemplando la cuota a las obras sociales y el aporte jubilatorio- pasa de $342 a $429 lo que representa un aumento de hasta 25% en el régimen simplificado 

En respuesta al pedido de los gremios, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) aumentó en 60% el aporte mensual a las obras sociales que soportan los monotributistas.

A través de la resolución general 3.653 publicada en el Boletín Oficial, el fisco nacional decidió elevar de $146 a $233 el valor del aporte a las obras sociales que realizan los pequeños contribuyentes adheridos en el Monotributo a partir de septiembre próximo.


Según la resolución general, el cambio en el valor que los trabajadores del Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes deben pagar se debe a "razones" de "administración tributaria" y a "la necesidad de mantener el debido financiamiento" del sistema para "garantizar el goce de las prestaciones al creciente número de sujetos que acceden a ellas".

Por lo tanto, la cuota más baja (contemplando aporte a las obras sociales y aporte jubilatorio) pasa de $342 a $429 lo que representa un aumento de hasta 25% en la cuota del régimen simplificado. Para acceder al texto completo de la norma haga clic aquí.

El Monotributo tiene tres componentes de pago: el impositivo, el previsional y el de obra social. Sólo el primero diferencia los importes a pagar según el monto que factura el contribuyente: por la salud y la jubilación se abona lo mismo tanto en la categoría más baja como en la más elevada.

Por lo tanto, el impacto del aumento disminuye a medida que se avanza en las escalas del régimen.

domingo, 20 de julio de 2014

El peso tributario en la Argentina

Un trabajo del Consejo Profesional de Ciencias Económicas señala que, mientras el impuesto a las ganancias corporativas bajó en los países de la región -desde un promedio de 38% en los años '90, hasta un 24% actual-, el peso tributario en la Argentina pasó del 35% al 41,5%.

Más aun. Si se considera el efecto de la falta de un ajuste de los balances por inflación, entonces la alícuota efectiva supera el 50 por ciento.



Si un inversor compra un bono argentino, por ejemplo el Bonar 2024, recibe una tasa de interés en dólares del 12% anual y no paga impuestos, ¿alguien podría decir qué actividad productiva logra una rentabilidad en Argentina del 12% en dólares neta de impuestos?.



sábado, 19 de julio de 2014

Subas salariales fueron de casi 30% y sectores que cerraron más tarde lograron más

El Ministerio de Trabajo afirmó este viernes que, "pese a las visiones dramáticas" reflejadas por algunos medios de comunicación, la negociación colectiva volvió este año a demostrar "su capacidad para articular en forma consistente los intereses de trabajadores y empresas", en un marco de "escasa conflictividad laboral".

En este sentido, la cartera encabezada por Carlos Tomada subrayó que, en el marco de las paritarias, pudieron acordarse incrementos en los salarios "equilibrados" entre la necesidad de los trabajadores de "sostener el poder adquisitivo del salario" y la de las empresas de "no afectar condiciones de sustentabilidad económica".

Además, sostuvo que esos aumentos representaron un aumento promedio "ponderado del 29,7 por ciento".
"Esto desmiente enfáticamente las visiones catastróficas agitadas por algunos sectores que anunciaban, por un lado, que el gobierno nacional impondría un techo a las paritarias, o, por el otro, que las negociaciones colectivas se desmadrarían con aumentos salariales siderales y una extensión masiva de la conflictividad laboral", afirmó el Ministerio de Trabajo en un informe pormenorizado sobre las convenciones firmadas durante 2014.



De hecho, remarcó que, "pese a las visiones dramáticas que dominaron los medios de comunicación, en el 2014 la negociación colectiva ha demostrado, por décimo año consecutivo, su capacidad para articular en forma consistente los intereses de trabajadores y empresas, en un marco de diálogo social fecundo".
"En un contexto económico más complejo, ya a principios de julio, se cerraron la mayoría de los acuerdos, en un marco de escasa conflictividad laboral", consignó y remarcó que el 2014 volvió a convalidar "el rol central que adquiere en el país la definición de las condiciones laborales a través del diálogo social entre trabajadores y empleadores".

"A pesar de que la negociación colectiva de este último año se desarrolló en el marco de una coyuntura económica con perturbaciones, los acuerdos se firmaron en un contexto general de reducida conflictividad laboral, con algunas excepciones", detalló el Ministerio.

En este punto, afirmó que los sectores que "siguen fogoneando" esas visiones "catastróficas" de la realidad, "olvidan, por lo menos, contextualizar el análisis en función de la evolución del salario real pactado en los convenios de los últimos años" y, también, "considerar el significativo crecimiento del poder de compra de los trabajadores" en ese período.

Por otro lado, el Ministerio puntualizó que el salario que surge de las paritarias habitualmente reconoce "una dinámica heterogénea, propia de la impresión otorgada por los respectivos actores sociales que forman parte de la negociación y condicionada también en parte, por las características del sector y los resultados obtenidos en cada actividad económica".



De esta forma, son diversas las formas que adquiere el incremento salarial definido en cada negociación y señaló, por caso, la fragmentación de los aumentos salariales en distintas etapas, la incorporación de sumas fijas de pago único, la modificación de los adicionales, y la creación de nuevas categorías laborales.

El ránking
De los 19 convenios colectivos suscriptos en 2014, el porcentaje de aumento más alto fue el alcanzado por los trabajadores del sector químico, con una suba del 37 por ciento, comparando el mes previo al acuerdo con el último mes de vigencia del nuevo convenio.

También se indica que en el promedio de toda la vigencia del convenio, los gremios que tuvieron un mayor porcentaje de suba fueron químicos y producción de alimentos con el 31 por ciento.
El informe señala que el salario promedio inferior de los 19 acuerdos concretados asciende a 8.197 pesos, siendo el de nivel más bajo el de la administración pública, con 6.211 pesos, y el más alto el de los bancarios, con 11.549 pesos.

A su vez se indica que en 12 de los 19 convenios se acordaron también pagos no remunerativos por única vez, algunos de los cuales fueron divididos en etapas, que van desde los 900 pesos, para el caso del sector indumentaria, hasta los 7.100 para los bancarios.

Bancarios y Transporte de Pasajeros fueron los únicos gremios que acordaron incremento de una sola vez, mientras que el resto lo hizo entre dos y cuatro etapas, señala el informe de la cartera laboral, que también indica que los gremios de la construcción, comercio y metalúrgicos nuclean, en conjunto, a más de la mitad de los asalariados.

De acuerdo con la información de Trabajo, el ránking de porcentaje de aumento, comparando el mes previo a la paritaria con el último mes del acuerdo, es el siguiente:
Químicos (37 por ciento);
Producción de Alimentos (35 por ciento); 
Sanidad (34); Camioneros y Maestranza (33);
Calzado y Pasteleros (32);
Gráficos, Indumentaria y Transporte de Pasajeros (31);
Carne, Entidades Deportivas y Civiles, Metalúrgicos, Plásticos y Textiles (30);
Bancarios y Construcción (29);
Administración Pública (28),
y Comercio (27 por ciento)

De este modo, los datos oficiales dan cuenta de que los gremios que cerraron últimos y cuestionaron más la pauta oficial (Químicos, Sanidad, Alimentación, Camioneros) son los que obtuvieron mayores porcentajes de aumento, mientras que aquellos que cerraron primero en línea con la expectativa salarial del Gobierno (Metalúrgicos, Construcción, Administración Pública, Comercio) fueron los que terminaron más abajo en la tabla y obtuvieron un menor porcentaje de aumento.

En cuanto al porcentaje de incremento promedio durante toda la vigencia del convenio, la tabla es la siguiente: Producción de Alimentos y Químicos (31 por ciento); Transporte de Pasajeros (30); Sanidad (28); Bancarios, Maestranza y Pasteleros (27); Administración Pública, Camioneros, Gráficos y Textiles (26); Comercio, Indumentaria y Metalúrgicos (25); Carne (24); Calzado, Construcción y Entidades Deportivas y Civiles (23), y Plásticos (20 por ciento).

El informe destaca también que el aumento promedio de los convenios fue este año del 29,7 por ciento, contra el 25,7 por ciento obtenido en 2013.

lunes, 7 de julio de 2014

La AFIP no permitirá que bares, restaurantes y hoteles emitan facturas "A" a sus clientes

La medida fue comunicada por el fisco nacional a través de una nota enviada a la entidad empresaria que nuclea a estas actividades. Además, podría extenderse a otros rubros como salones de belleza, estacionamientos y gimnasios. Qué complicaciones y consecuencias genera el cambio

Una nueva. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) no permitirá a los bares, restaurantes y hoteles emitir comprobantes del tipo "A" aunque los compradores sean responsables inscriptos en los tributos.
La medida afectará a las compañías y particulares que adquieran estos productos o servicios, ya que no podrán computar el crédito fiscal (CF) que genere la operación a la hora de liquidar el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Si bien la normativa vigente ya establecía una limitación sobre estas transacciones, muchos contribuyentes consideraban estos gastos como necesarios para desarrollar las actividades y los incluían en sus declaraciones juradas. 

Incluso, en la Justicia nacional son recordados varios casos en los que, pese a la prohibición existente, tras iniciar un juicio y obtener un veredicto positivo, pudieron computar el crédito fiscal que originaron estos gastos. 

Además, la Ley del gravamen no fijaba nada respecto a la facturación. Por el contrario, los comercios que estaban inscriptos en el régimen general emitían comprobantes del tipo "A" a los responsables inscriptos que comercializaban con ellos y, en todo caso, eran los contadores los que se encargaban de limitar el cómputo del crédito fiscal. 

No obstante, el fisco nacional fijó una nueva postura a través de una nota que le envió a la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica (Fehgra), luego de haber aplicado multas a restaurantes y bares por emitir esas facturas.

Esto no sólo aumenta la carga que deben soportar los contribuyentes, sino que además puede generar inconvenientes al momento de que los agentes (tanto nacionales como locales) tengan que efectuar las retenciones y percepciones pertinentes.

Qué dice la nota de la AFIP
En diálogo con iProfesional, Rafael Miranda, vicepresidente a cargo del Departamento Tributario de Fehgra, dio los detalles de los hechos y de las conversaciones que tuvo la entidad con el fisco nacional.

El especialista explicó que "hacia mitad del año pasado, la AFIP realizó operativos de control de facturación en regiones de Capital Federal, labrando actas de infracción por la emisión de facturas 'A', hecho que no registraba antecedente".

En aquel momento, los inspectores destacaron que, debido a lo que establecía la Ley del IVA, las ventas realizadas por ellos debían ser consideradas como operaciones con consumidores finales y, por lo tanto, debían emitir facturas o tickets "B" sin importar que el comprador sea un responsable inscripto.

Al respecto, desde la entidad empresaria recordaron que la posición oficial de la AFIP fue dada a conocer a través de la nota 84/14 en febrero de este año, tras meses de diálogos y luego de una presentación por escrito donde se plantearon todas las objeciones.

En la misiva, a la que tuvo acceso iProfesional, el fisco nacional remarcó que las operaciones realizadas por bares, restaurantes y hoteles (entres otras) deben ser consideradas como si se tratara de un consumidor final.



Esto es así, debido a que la misma ley del impuesto establece que no pueden ser computados los créditos fiscales de estas operaciones (salvo en contadas ocasiones).

Del mismo modo, destacaron que la resolución general 1415 fija que los comprobantes del tipo "B" deben ser emitidos ante "operaciones realizadas con sujetos que, según las normas del Impuesto al Valor Agregado, deben recibir el tratamiento de consumidor final".

Justamente, entre los planteos que los empresarios le manifestaron al organismo de recaudación se destacaba el hecho de que este "nuevo" criterio nunca había sido considerado con anterioridad.

"Jamás lo habían señalado como infracción en todas las verificaciones de facturación desde la existencia misma de la ley y, de no mediar una norma que ordene la cuestión, esto dará lugar a mucha confusión y a problemas con los clientes, provocando incluso competencia desleal ante el cumplimiento de unos y el incumplimiento de otros", especificaron. 

En este sentido, Miranda aclaró que gracias a las reuniones que coordinaron con el fisco nacional, existe un proyecto de resolución general que establecerá la obligación del cliente de informar, mediante una declaración jurada, si se encuentra en algunas de las excepciones que las normas permiten para poder obtener la factura "A".

Efectos colaterales
Consultado al respecto, Iván Sasovsky, titular de Sasovsky & Asociados destacó que "la nota cambia el enfoque respecto a la visión tradicional, haciendo una interpretación un tanto cuestionable desde mi punto de vista".

El especialista explicó que el sistema tributario argentino se puede dividir en tres grandes grupos de contribuyentes, que se definen de carácter personalísimo y exclusivo, puesto que no se pueden revertir dos condiciones sobre el mismo sujeto. En concreto, se encuentran:
Responsables Inscriptos (RI).
Consumidores Finales.
Sujetos exentos, donde su ubican a los monotributistas.
De acuerdo a las normas reglamentarias, estos sujetos resultan susceptibles de recibir comprobantes de acuerdo a la situación que ante el organismo de recaudación tengan y que se aplica para todas sus actividades.
"El fisco se aparta de la postura subjetiva para observar el aspecto objetivo de las actividades que el contribuyente realiza, desvirtuando todo razonamiento lógico", resaltó Sasovsky.

Y afirmó: "No estoy de acuerdo con la postura, porque esto entorpece el tratamiento de los distintos sujetos tributarios, puesto que se están analizando parcializadamente los efectos de semejante cambio".

"La identificación del contribuyente con su CUIT y su régimen tributario es tan sensible que, indefectiblemente, se verá afectado en términos reales la determinación tributaria, dado que no se tienen en cuenta las consecuencias que se pueden presentar ante un espectro de situaciones mucho más amplias que la mera contratación de un servicio", aclaró el experto. 

En este sentido, aseguró que los interrogantes son muchos respecto a los regímenes de retención y percepción (tanto nacionales como provinciales), que se sustentan en que un sujeto es para todos los impuestos considerado responsable inscripto o consumidor final, siendo estas categorías excluyentes entre sí, con consecuencias directas para los propios agentes de recaudación.

"Ahora el contribuyente es considerado consumidor final para algunas actividades y responsable inscripto en otras. Algo que a nivel parametrización de los sistemas sin dudas va a traer varios dolores de cabeza y discusiones, lo que se traduce en recursos insumidos, y en mayores costos administrativos", remarcó.

"En fin, la medida será exitosa sólo para el fisco", concluyó Sasovsky.

Un poco de historia
Las prohibiciones de computar determinados créditos fiscales no son nuevas, sino que nacieron a mediados de la década del '90, cuando se reformó la normativa del gravamen.

Al respecto, Mario Buedo, socio del estudio Montero & Asociados, recordó que "la Ley 24.475 del 29 de marzo de 1995, modificó el Impuesto al Valor Agregado (IVA) incorporando dos párrafos".

En esa oportunidad, la norma estableció restricciones al cómputo del crédito fiscal respecto de la adquisición de determinados bienes y la contratación de algunos servicios por presunciones que no admitirían prueba en contrario.

En concreto, la ley hace referencia a las operaciones realizadas por contribuyentes responsables inscriptos con:
Bares, restaurantes, cantinas, salones de té, confiterías y por quienes presten servicios de refrigerios, comidas o bebidas en locales -propios o ajenos-, o fuera de ellos (con excepción de las efectuadas en lugares de trabajo, establecimientos sanitarios exentos o establecimientos de enseñanza).
Hoteles, hosterías, pensiones, hospedajes, moteles, campamentos, apart-hoteles y similares.
Posadas, hoteles o alojamientos por hora.
Casas de baños, masajes y similares.
Piscinas de natación y gimnasios.
Peluquerías, salones de belleza y similares.
Playas de estacionamiento o garajes y similares. 
No obstante la presunción, el especialista aclaró que "la limitación admite una excepción, ya que no se aplica cuando los locatarios o prestatarios sean a su vez locadores o prestadores de los mismos servicios ahí indicados, o cuando la contratación de éstos tenga por finalidad la realización de conferencias, congresos, convenciones o eventos similares, directamente relacionados con la actividad específica del contratante".

Asimismo, Buedo recordó que con anterioridad la AFIP había manifestado cuál era su opinión respecto a una situación similar ante una consulta que realizó el Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño.

En aquella oportunidad, se preguntó qué tipo de comprobante debía emitir un restaurante que presta servicios de comida a funcionarios de una Sociedad Anónima que revisten condición de responsables inscriptos (RI) en el IVA. 

El organismo de recaudación contestó que "la emisión del comprobante 'A' o 'B' dependerá de quién es el sujeto responsable del gasto y su condición impositiva".

"Si los funcionarios realizan la consumición por una actividad inherente al giro del negocio de la sociedad, y ésta reviste el carácter de RI, será correcto que se emita una factura 'A' a nombre de ella, en la medida que se encuadre con lo dispuesto por el artículo 52 del Decreto Reglamentario de la Ley de IVA", aclaró. 

Y concluyó: "Si en cambio la prestación de servicio representa un gasto personal, en concepto de alimentación, independientemente de su condición de responsable inscripto, se constituye frente al mismo en consumidor final correspondiendo en este caso recibir una factura 'B'".

Al respecto, Buedo aseguró que "la nota de contestación de la AFIP a la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica no hace más que transcribir las prescripciones de la norma, aunque obviando la excepción de la cual hablamos anteriormente".

lunes, 27 de enero de 2014

Cómo es la fórmula para la compra de dólares

El organismo publicó en su sitio oficial los detalles de los requisitos y topes que fijó el Banco Central para la adquisición de divisas





Durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada, Capitanich informó sobre las "nuevas reglas" para acceder a la compra de moneda extranjera para atesorar: "Podrán acceder a la tenencia de dólares todos los trabajadores registrados en relación de dependencia, autónomos o monotributistas inscriptos en la AFIP en función del ingreso mensual, habitual y permanente", afirmó el funcionario.

Capitanich advirtió que podrán comprar dólares aquellos que ganen un mínimo de 7200 pesos por mes. En tanto, la compra tendrá un límite máximo de US$2000 por mes.

El Gobierno, además, reveló la fórmula -elaborada por el Banco Central (BCRA)- que utilizará la AFIP para habilitar o no a los ahorristas a comprar dólares. El cálculo fue difundido por el organismo que preside Echegaray.

A través de la resolución la Resolución General 3583 publicada en el Boletín Oficial, se informó que el recargo del 20% no regirá cuando la moneda adquirida sea depositada en una cuenta bancaria durante al menos un año.

"Si el comprador de dólares lo deposita en cajas de ahorro o en plazo fijo en dólares no se aplicará el anticipo del 20%. Lo puede retirar cuando quiera, pero si lo retira antes de los 365 días deberá pagar el anticipo", remarcó el jefe de Gabinete.

Para obtener la autorización de la AFIP, los ahorristas deberán ingresar al sitio web del organismo recaudador y llenar un formulario. En medio de la fuerte incertidumbre que genera la nueva operatoria, el jefe de Gabinete aseguró que se trata de un "mecanismo confiable". "Será un sistema automático, transparente y con formula publicada a través de la página de la AFIP", aseguró.

Aquellas personas que obtengan la autorización para comprar moneda extranjera, deberán concurrir con el formulario de la AFIP a una entidad financiera dentro de las 72 horas hábiles posteriores a la realización de la consulta en la web del organismo recaudador. "El acceso por parte de las personas físicas será a través del sistema informático con los parámetros establecidos anteriormente y podrá recurrir con el formulario durante los próximas 72 horas hábiles a un entidad financiera para adquirir los dólares", indicó Capitanich.

Según se informó, el organismo recaudador publicará en su sitio online el nombre y apellido de aquellas personas que realicen el trámite para pedir autorización. "La AFIP publicará todos los días quienes hayan realizados operaciones por el sistema", apuntó el jefe de Gabinete.

domingo, 26 de enero de 2014

Entidades financieras. Compra de moneda extranjera en el país. Cajas de ahorro. Gratuidad


El Banco Central de la República Argentina, mediante la Comunicación "A" 5531, de fecha 28/1/2014, dispuso que las “compras para tenencia de billetes extranjeros en el país” podrán ser acreditadas en cuentas denominadas “Caja de ahorros Com. B.C.R.A. ‘A’ 5.526”, que las entidades habiliten de manera exclusiva a ese único fin y/o captadas a través de depósitos a plazo fijo, en la moneda extranjera de que se trate y de titularidad del adquirente, ya sea exclusiva o como cotitular.

Esas cajas de ahorro y esos depósitos a plazo fijo no podrán ser objeto del cobro de comisión alguna (apertura, mantenimiento, movimientos de fondos, consulta de saldos, etc.) y deberán estar abiertas/constituidos en la entidad financiera vendedora de la moneda extranjera. 

lunes, 6 de enero de 2014

Pasos para recuperar el pago a cuenta de Ganancias por parte de turistas al exterior

El viernes 31 de enero vence el plazo para hacer la presentación por el 2013. Cuentan los cargos a cuenta del impuestro por los gastos de  turistas que viajaron al exterior, sea en la compra de moneda extranjera autorizado por la AFIP, sea por pagos de paquetes turísticos y uso de la tarjeta de crédito

1. Los obligados a presentar la información de las deducciones deben hacerlo a través del SiRADIG, es decir, utilizando la página de internet de la AFIP mediante el sistema de Clave Fiscal a efectos de transferir los datos del F.572 Web.

2. En relación a los pagos a cuenta correspondientes a las percepciones del Impuesto a las Ganancias por los consumos con tarjeta en el exterior, la alícuota  era de 20% hasta el 2 de diciembre y subió a 35% desde el 3 de ese mes. El empleado tiene la posibilidad de ingresar con su Clave Fiscal a la página de internet de la AFIP y consultar en el sitio Mis Retenciones (seleccionado código de impuesto 217-Sicore - Impuesto a las Ganancias) a efectos de verificar que la información a reportar a su empleador sea coincidente con la que disponen las autoridades fiscales, indica un informe de El Cronista.

3. Los empleadores en su condición de agentes de retención del Impuesto a las Ganancias –tienen tiempo hasta el 28 de febrero para practicar la liquidación anual 2013, de cada empleado que hubiere sido pasible de retenciones, utilizando el formulario F.649. De surgir una diferencia de retención o devolución de retenciones practicadas en exceso, esos importes deberán ser retenidos o reintegrados al empleado en el próximo pago posterior al 28 de febrero, o, en caso contrario, hasta el último día de marzo de 2014.

4. Las mencionadas liquidaciones anuales F.649– deberán ser entregadas a los empleados cuando no se les hubiere practicado la retención total del Impuesto a las Ganancias de 2013 por parte del empleador, o cuando el empleado solicite expresamente esa liquidación, en cuyo caso el empleador deberá entregarle el F.649 en el plazo de 5 días hábiles de formulada la solicitud.

5.En la hipótesis de que un empleado recibiera un F.649 con diferencias de retención a favor de la AFIP (es decir, que no se le hubiera retenido el 100% del impuesto), entonces deberá presentar la declaración jurada del Impuesto a las Ganancias e ingresar el monto resultante en el transcurso de abril de 2014 (los vencimientos acontecerán entre los días 10 y 16 de abril según la terminación de la CUIT de cada persona física).

6. El empleado debe conservar la documentación de respaldo y el acuse de recibo del SiRADIG (F. 572 web), así como el F 649 que le entregará el empleador con la liquidación anual o final según corresponda, aclara el informe de El Cronista.

sábado, 14 de septiembre de 2013

NUEVAS CATEGORÍAS MONOTRIBUTO

Valores Vigentes desde 01/09/2013



Las sociedades que adhieran al monotributo solo podrán encuadrarse en las categorías “D” a “L”.


Referencias:


(*)  Este parámetro no deberá considerarse en ciudades de menos de 40.000 habitantes (excepto algunas excepciones).

(**) El impuesto integrado para Sociedades se determina adicionando un 20% más del que figura en la tabla por cada uno de los socios que   integren la sociedad.

(***) Quedan exceptuados de ingresar cotizaciones al régimen de la seguridad social y a obras sociales, los siguientes sujetos:
- Quienes se encuentran obligados por otros regímenes previsionales
- Los menores de 18 años
- Los beneficiarios de prestaciones previsionales (ver más) 
- Los contribuyentes que adhirieron al monotributo por locación de bienes muebles y/o inmuebles
- Las sucesiones indivisas continuadoras de los sujetos adheridos al régimen que opten por la permanencia en el mismo.

(****)  Afiliación individual a Obra Social, sin adherentes. Por cada adherente deberá ingresarse además $ 100

(*****) No ingresarán el impuesto integrado quienes realicen actividades primarias y los asociados a cooperativas que sus IB no superen los $24000, los trabajadores independientes promovidos o estén inscriptos en el Registro Nacional de Efectores.